Huella de Carbono, todo lo que necesitas saber

Seguro que en muchas ocasiones has leído o escuchado cosas acerca del cambio climático o de los gases de efecto invernadero. Sin embargo, es posible que no hayas indagado demasiado en el concepto de Huella de Carbono. Las empresas dejan esta huella en el planeta, pero los seres humanos como tú y como nosotros, también. A lo largo de estas líneas vamos a entender bien en qué consiste y cómo calcularla.

 

Huella de Carbono, concepto

Como todos sabemos, una de las principales causas del cambio climático es la elevada emisión de gases de efecto invernadero que se vierten a la atmósfera. El ritmo frenético de la sociedad está dado por un modelo económico de consumo basado en la energía a través de combustibles fósiles. Todo esto aumenta la emisión de gases, que a su vez incrementan el efecto invernadero.

¿Qué es entonces la Huella de Carbono? «La Huella de Carbono representa la medida en la que una persona o una organización contribuyen a la emisión de los gases de efecto invernadero, en especial el CO2. Esta medición se realiza desde la extracción y obtención de las materias primas para la fabricación de un producto, hasta que llega al consumidor y este se deshace de él», recoge Bureau Veritas en su informe titulado Conocer el concepto de Huella de Carbono.

De manera formal, se define como Huella de Carbono a «la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto» (UK Carbon Trust 2008).

El impacto ambiental se estima llevando a cabo un inventario de emisiones de GEI, siguiendo estándares internacionales reconocidos como ISO 14064, ISO 14067, PAS 2050 o GHG Protocol, entre otros. La Huella de Carbono se mide en masa (gramos, kilogramos, toneladas, etc.) de CO2 equivalente (CO2e o CO2eq). Se expresa en toneladas de CO2 equivalente.

 

«La huella de carbono se define como la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto»

 

La Huella de Carbono y el cambio climático

 Calcular y conocer la Huella de Carbono es fundamental. Una herramienta eficaz en la lucha contra el cambio climático. ¿Por qué? Es sencillo. Una vez que conocemos el tamaño de la huella podemos implementar una serie de estrategias tanto de reducción como de compensación de emisiones. Digamos que no es un mero elemento de cálculo. Es un primer paso para comprometernos a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

A través del cálculo de la Huella de Carbono se identifican todas las fuentes de emisiones de GEI y se pueden definir objetivos y medidas de reducción mediante el uso de energías más efectivas. Este cálculo está repleto de beneficios para el planeta. Vamos a verlos.

Como hemos comentado previamente, si conocemos las fuentes de emisiones de GEI de un producto podemos definir mejores objetivos, desarrollar políticas de reducción de emisiones más efectivas e iniciar medidas de ahorro de costes mejor dirigidas gracias a la eficiencia energética. Además, podremos mejorar la imagen de nuestra empresa mostrándonos socialmente comprometidos con el medio ambiente.

 

Tipología de Huella de Carbono

Se conocen varios tipos de Huellas de Carbono, siendo las más comunes las de productos, eventos y organizaciones. Aunque también la personal. Cada una se puede medir y calcular de una manera diferente.

 

  • Huella de Carbono de producto. Se define como el cálculo o cuantificación de los gases de efecto invernadero que se generan en la fabricación y/o desarrollo de un producto determinado.
  • Huella de Carbono de eventos. Se define como la cantidad de gases de efecto invernadero generados debido al uso de electricidad, transporte de asistentes y preparación de alimentos, entre otras fuentes de emisiones generadas durante la planificación y realización de un evento.
  • Huella de Carbono de una organización. Se define como el cálculo o cuantificación de los gases de efecto invernadero que produce una organización en su conjunto, para realizar sus productos o desarrollar sus servicios. Incluye todos los sectores o etapas de la organización, desde los sectores productivos hasta los comerciales.
  • Huella de Carbono personal. Se define como el cálculo o cuantificación de los gases de efecto invernadero que produce una persona en su día a día. Se tiene todo en cuenta, desde las compras de calzado a las vacaciones, pasando por la calefacción, o la carne que se consume, la factura anual de gas, la electricidad, el kilometraje (aproximado) de avión y automóvil, el consumo de alimentos, de productos, de servicios, etc.

 

Normativa para la medición de la Huella de Carbono

Volvemos al informe de Bureau Veritas para analizar las diferentes normativas que se pueden aplicar en la medición de la Huella de Carbono.

GHG Protocol

El Green House Gas Protocol es un estándar internacional y es una de las herramientas más utilizadas para el cálculo y comunicación del Inventario de Emisiones. Surge de la unión de diversas empresas, organizaciones no gubernamentales y otros agentes, bajo la coordinación del World Resources Institute (WRI) y el Consejo Económico Mundial para el Desarrollo Sostenible (World Business Council for Sustainable Development, WBCSD).

ISO 14064

La ISO 14064 es una norma internacional elaborada por la Organización Internacional de Normalización (ISO), y se centra en el diseño y desarrollo del inventario de GEI de la organización. Establece los requerimientos para establecer los límites de emisiones de GEI, cuantificar las emisiones de GEI de la organización e identificar las actividades o acciones específicas de la compañía con el objeto de mejorar la gestión de los GEI. La norma se divide en tres partes: ISO 14064-1, ISO 14064-2 e ISO 14064-3.

ISO/TS 14067

La Norma ISO/TS 14067 detalla los principios y los requisitos para la cuantificación de la Huella de Carbono de los productos (incluyendo tanto los productos y servicios).

PAS  2050

La Norma PAS 2050 es una de las metodologías principales para el cálculo de la Huella de Carbono de las organizaciones. Esta Norma constituye una Publicy Available Specification (PAS), es decir, una especificación pública, de acceso no restringido. Esta especificación establece los requisitos requeridos para realizar un análisis del ciclo de vida de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) de un producto o servicio. Será este análisis la base para el cálculo de la Huella de Carbono.

 

Desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España se facilitan algunas calculadoras para medir la Huella de Carbono de una organización, ayuntamiento o explotación agrícola y la estimación de las absorciones de dióxido de carbono que genera un proyecto de absorción.

Finalmente cerramos el artículo con las etapas para el cálculo de la Huella de Carbono, que son cuatro:

  1. Determinación de los límites operacionales del cálculo de la huella de carbono.
  2. Determinación del alcance.
  3. Recopilación de datos.
  4. Cuantificación de emisiones CO2 equivalentes.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Como bien sabes, en Congeo podemos ayudarte con cualquier trámite o gestión ambiental que necesites y, por supuesto, también con la Huella de Carbono. Te podemos asesorar y cuantificar la Huella de Carbono para que tu empresa o negocio empiece a ser más sostenible.

Leave A Reply