Georrecursos, el futuro en manos de la geología ambiental

¿Alguna vez te has parado a pensar en toda la geología que te rodea en tu día a día? Da igual que vivas en una zona rocosa o en el centro de una gran ciudad: los recursos geológicos habitan con todos nosotros. En este artículo vamos a hablar sobre los georrecursos, qué son y qué futuro tienen. ¿Ayudan al medio ambiente? ¿Pueden ofrecer alternativas sostenibles? No te pierdas nada y sigue leyendo.

Para la elaboración de este artículo nos hemos basado en una interesante reflexión sobre la geología ambiental, que se publica en Geociencias Barcelona – CSIC (GEO3BCN-CSIC), con motivo del mes del Medio Ambiente, que celebra en junio de cada año la ONU.

Más que una tendencia, es una realidad muy presente hablar de la necesidad vital de cuidar los ecosistemas. Seguro que has leído algo sobre la reducción de las emisiones contaminantes, como la huella de carbono, por ejemplo, o lo importante que es hacer un uso responsable de los recursos naturales. Pues bien, ¿sabías que la geología ambiental ayuda a diagnosticar y reducir los problemas de contaminación, minimizar la degradación ambiental y ofrecer alternativas sostenibles?

No hay que olvidar que la geología puede aplicar todos sus conocimientos científicos a la investigación del medio ambiente. «La geología ambiental recoge todas aquellas interacciones entre la actividad humana y el entorno geológico”, explica José Luis Fernández-Turiel, investigador de Geociencias Barcelona – CSIC (GEO3BCN-CSIC).

La Geología Ambiental juega un papel esencial en la sostenibilidad y viabilidad de la especie humana en el planeta. Para el año 2050, se estima que la población mundial alcance los nueve mil quinientos millones de personas, por lo que es previsible que los aspectos relacionados con este campo de estudio resulten cada vez más importantes.

 

«¿Sabías que la geología ambiental ayuda a diagnosticar y reducir los problemas de contaminación, minimizar la degradación ambiental y ofrecer alternativas sostenibles?»

 

Como bien dice Fernández-Turiel, el concepto de geología ambiental surgió hace más de tres décadas con algo bastante novedoso y ha evolucionado hasta abarcar casi todos los ámbitos de estudio de la geología, como la exploración y explotación de georrecursos.

La minería y otros procesos de obtención de recursos naturales son métodos delicados pero necesarios para el desarrollo tecnológico, la obtención de petróleo o la utilización de gas natural. Y aquí es importante recalcar que los recursos geológicos no son infinitos. Todo lo contrario, son muy limitados, aunque a veces pensemos que tenemos una fuente inagotable de ellos.

«Actualmente estamos consumiendo un planeta y medio en recursos. Esa forma de explotarlos va a ser crítica», afirma Ramon Carbonell, investigador de GEO3BCN-CSIC. Carbonell cree que debemos esforzarnos en reusar o reciclar este tipo de materiales. Además, recalca que el problema no es el material en sí, sino la manera de extraerlo.

Su extracción ha de hacerse de forma cuidadosa y teniendo siempre en el eje central la conservación de la naturaleza.

«Nuestra sociedad necesita energía y materias primas para la generación de productos como ordenadores, coches eléctricos o teléfonos móviles. La exploración de este tipo de recursos es fundamental, porque no podemos buscar un determinado material en un sitio donde no sepamos que esté», añade el investigador.

Desde CONGEO lanzamos la siguiente pregunta: ¿puede la geología ser una herramienta efectiva para cuidar el medio ambiente? Y la respuesta nos la dan los propios investigadores citados anteriormente.

«El principal reto para proteger el medio ambiente es que se tenga en cuenta la Geología, tanto en las políticas sobre el uso del suelo como para desarrollar infraestructuras, y proteger áreas naturales y la geodiversidad», defiende Fernández-Turiel.

Para Carbonell, el futuro está en la exploración. «Tener un conocimiento muy detallado del subsuelo es beneficioso para la sociedad en cuanto a recursos, pero también para la gestión de los residuos que estamos generando», concluye el investigador.

 

Estadísticas sobre georrecursos

Los datos recogidos en el informe de 2019 de la ONU muestran que entre 1970 y 2017 la extracción mundial de materiales se triplicó, pasando de veintisiete mil millones a noventa y dos mil millones de toneladas anuales. Cifras que impresionan. Aunque eso no es todo. Desde el año 2000 el crecimiento en las tasas de extracción se ha acelerado hasta llegar a un 3,2 por ciento anual, cuya subida está potenciada especialmente en Asia.

Por último, los metales son los recursos naturales más utilizados, con un crecimiento del 2,7 por ciento desde 1970. Le siguen los materiales no metálicos –arena, grava, arcilla…–, que pasaron de nueve mil a cuarenta y cuatro mil millones de toneladas en el mismo periodo citado con anterioridad. En cuanto a los combustibles fósiles –carbón, petróleo y gas natural–, aumentaron de seis mil millones de toneladas en 1970 a quince mil millones en 2017. Pese a ello, la proporción de extracción mundial total disminuyó del veintitrés al dieciséis por ciento.

Si necesitas cualquier tipo de asesoramiento relacionado con la geología ambiental, en CONGEO estamos para ayudarte. Somos una consultoría estratégica especializada en geología y medio ambiente.

Leave A Reply