Convertir el aire en agua potable gracias a la tecnología

Si has empezado a leer atraído por el título, queremos dejar claro que este artículo no va de milagros. Convertir aire en agua potable puede parecer magia, pero la realidad es que es ciencia o tecnología. Bienvenido a la innovación. Sigue leyendo para ver a qué nos referimos.

La inversión en I+D+i hace que la sociedad avance hacia un mundo sostenible. Gracias a esta, la escasez de agua potable puede tener sus días contados. La generación atmosférica de agua es actualmente una de las opciones más demandadas para la obtención de agua potable en lugares donde no existe el suministro.

Esta tecnología basa su solución en un proceso que replica el agua de lluvia, fundamentado en el enfriamiento por compresión mecánica. Hay empresas como Genaq o Aquaer que diseñan este tipo de generadores con la tecnología necesaria para convertir el aire en agua.

 

 

«En el aire que respiramos hay un cierto grado de humedad que en realidad ya es agua. Lo que hacemos es condensarla por medio de un circuito frigorífico», explica Inmaculada Armenteros, directora comercial de Genaq en declaraciones recogidas por Business Insider España. «El resultado es un agua con nivel de pureza altísimo y excelente calidad. La filtramos para eliminar cualquier posible vestigio y la remineralizamos para que sea apta para el consumo humano», asegura Armenteros.

Los generadores tienen un coste energético bajísimo, tanto que producir un litro de agua con ellos es más económico que el precio de mercado estándar con una calidad equivalente al del agua mineral. Ya van por la cuarta generación de estos aparatos, que además cuentan con luz ultravioleta que aniquila cualquier tipo de patógeno.

Por si todo esto fuese poco, todo el procedimiento se realiza a través de una fuente de energía que puede provenir de la red eléctrica, grupo electrógeno o energía solar o eólica, logrando en los dos últimos casos que los generadores sean completamente autónomos y sostenibles, pudiendo ubicarse en cualquier lugar.

Se trata de un proyecto que genera mas de un millón y medio de litros diarios en plantas embotelladoras de agua. Además, tiene presencia en cuarenta y cinco países y es usada por la ONU, ejércitos, gobiernos, empresas y ONG en todo el planeta.

En condiciones nominales –entre 30 y 80 por ciento de humedad– los generadores de la compañía, dependiendo del modelo, pueden producir desde cincuenta hasta cinco mil litros al día. Se puede conocer con precisión el comportamiento del generador en cualquier ubicación del mundo. Los generadores están permanentemente conectados a Internet para ser monitorizados y controlados desde cualquier dispositivo móvil.

La agricultura hidropónica y de precisión, de la que ya hemos hablado en este blog, también puede beneficiarse de esta tecnología. No olvidemos que estamos ante una máquina que produce agua con un nivel alto de calidad, que puedes trasladar allá donde la necesites sin instalación y que puede depender de fuentes de energía renovable con su consiguiente ahorro económico. Destacando también que es un sistema respetuoso con el medio ambiente. A diferencia de los sistemas de purificación de agua de desalinización, no produce residuos.

En CONGEO estamos especializados en la gestión de los recursos naturales relacionados con la geología, los minerales, los suelos y las aguas. Proporcionamos servicios de consultoría estratégica y asesoría técnica ambiental específicamente en lo concerniente a la interacción entre la tierra y el agua, aportando soluciones en gestión de aguas, tierras y residuos mineros.

 

 

Leave A Reply