El concepto de daño ambiental

¿Sabrías definir con tus palabras qué se entiende por daño ambiental? Posiblemente sí, pero ahora podremos tener un concepto común gracias a la publicación el 7 de abril de 2021 de las Directrices de la Comisión Europea. En estas, tal como se define en el artículo 2 de la Directiva 2004/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales, se trabaja sobre ese concepto en común para tener una mejor comprensión de la normativa de responsabilidad medioambiental.

Gracias a esto, la aplicación de la normativa será más efectiva. Es una propuesta de la propia Comisión Europea, que se venía demandando desde hace tiempo. Solo hay que remitirse a la Directiva 2004/35/CE1 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril de 2004, sobre responsabilidad medioambiental en relación con la prevención y reparación de daños medioambientales (DRM). Esta establece el principio «quien contamina paga», en el que se basa el marco de responsabilidad medioambiental.

En 2010 y 2016 se emitieron unos informes sobre la aplicación de la DRM, que mostraron la necesidad de superar diversos obstáculos para una aplicación efectiva de la norma. A su vez, en el Proyecto de Informe sobre responsabilidad de las empresas por los daños medioambientales de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo (noviembre 2020) se indicaba que había que insistir y seguir trabajando para revertir las deficiencias que persisten en su aplicación. De ahí la importancia de estas nuevas directrices.

Tras ese proyecto, la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo tomó la iniciativa para que la Comisión Europea fuese más clara en los términos jurídicos que se utilizan en la reparación de daños medioambientales, sobre todo en el campo «Daños significativos».

 

«En Congeo tenemos claro que es necesario un mejor entendimiento en la prevención y reparación de daños medioambientales. Por eso son muy importantes estas directrices de la Comisión Europea» 

 

Las directrices se publicaron el 7 de abril de 2021 en el Diario Oficial de la UE. Con estas se pretende que queden claras las partes en torno a la definición de daño medioambiental. Y es que la aplicación de la normativa era difícil debido a la falta de uniformidad en la aplicación de algunos conceptos clave.

El concepto de daño medioambiental debe estar claro y es esencial para la aplicación de la DRM. Hasta el momento, entender el concepto era difícil dadas las referencias cruzadas a otras definiciones relacionadas. Estas nuevas directrices son muy útiles para la interpretación de la normativa.

En el documento de estas directrices se analiza en primer lugar el contexto jurídico y normativo general en el que resulta pertinente la definición, para luego abordar la explicación y delimitación del concepto de «daños» y de «daño medioambiental», así como las tres categorías distintas de daño medioambiental:

  1. Daños a las especies y hábitats naturales protegidos.
  2. Daños a las aguas.
  3. Daños al suelo.

 

En la parte final se incluyen unas conclusiones generales junto a un anexo en el que se incorporan resoluciones judiciales relacionadas con la materia. En cuanto a la delimitación del concepto, se sigue un esquema básico para la definición de «daños»:

  • El alcance material de lo que se ve afectado.
  • El concepto de efectos adversos.
  • El alcance de estos efectos adversos.

 

Y en la definición de «daño medioambiental» se añaden matices:

  • Se ofrecen interpretaciones respecto al alcance material y geográfico.
  • Se describen con más detalle efectos adversos. En relación con las tres categorías de recursos naturales.
  • Se incluye el concepto de importancia para definir con más detalle el alcance de los efectos adversos que es necesario abordar.

 

Para terminar, en las conclusiones se considera necesario lograr una cooperación interadministrativa eficaz y que tanto las autoridades como las partes interesadas tengan una formación adecuada, ya que es necesario tener en cuenta consideraciones jurídicas, técnicas y científicas.

En CONGEO tenemos claro que es necesario un mejor entendimiento en la prevención y reparación de daños medioambientales. Por eso son muy importantes –y esperadas– estas directrices, así como otros documentos elaborados en los últimos años por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Democrático. Como el Documento guía determinación de la significatividad del daño medioambiental, entre otros. Deseamos que se pueda aplicar de forma efectiva el principio «quien contamina paga» y que se puedan reparar los daños ambientales.

Si deseas asesoramiento especializado en la materia, ponemos nuestro equipo a tu disposición para satisfacer tus necesidades en materia de trámites y gestiones relacionadas con el medioambiente.

Leave A Reply